8 de marzo: más que una fecha de festejo, un recuerdo de la lucha feminista

Internacionalmente, la primera celebración del 8 de marzo se dio en 1975, nombrado como el Día de la Mujer por la ONU y con el objetivo de hacer visible la participación activa de las mujeres en todos los ámbitos sociales, así como la brecha de género que aún prevalece en nuestros días.

Aunque internacionalmente el 8 de marzo se recuerda desde 1975, el Día de la Mujer se celebraba desde 1911 en países como Dinamarca, Alemania, Austria y Suiza, pero poco a poco fue adoptada por otros países hasta convertirse en un día internacional. El 8 de marzo es un día donde millones de mujeres salen a las calles de sus ciudades a celebrar los derechos ganados. Sin embargo, es más que un festejo, pues mujeres de todo el mundo también exigen los derechos que aún faltan por conquistar, como paridad, acceso a todos los programas de índole pública y autonomía sobre sus cuerpos. Aunque esta celebración es relativamente reciente, el Día Internacional de la Mujer tiene sus orígenes en hechos históricos como la Revolución Francesa -1789-, donde las mujeres lucharon por la igualdad social, lo que posteriormente se convirtió en la lucha por el voto femenino -a partir de 1848-, y derivando en los movimientos obreros de Estados Unidos –finales de 1800. Actualmente, las mujeres continúan por la lucha y reconocimiento de sus derechos a diario, y este 8 de marzo no es la excepción, será un día para recordar el largo camino que aún hace falta recorrer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *