México se prepara para la Nueva Normalidad

México se prepara para la Nueva Normalidad

Por: Paulina E. Islas

A raíz de que el 13 de mayo, en conferencia de prensa, las autoridades nacionales anunciaron los protocolos que se implementarán para el regreso escalonado a la “Nueva Normalidad”, se desataron muchas preguntas e incertidumbres en la población, ¿quiénes regresan primero? ¿seguiremos usando cubrebocas? ¿ya no habrá contagios?

En un artículo del New York Times, Martín Carrapós escribe desde Madrid sobre la imposibilidad de recuperar la sensación de normalidad después de experimentar un cataclismo extraordinario conviviendo con un virus que la sociedad se empeñó en evadir adoptando un encierro voluntario y cambiando su cotidianeidad.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud, pocas son las enfermedades que se han podido erradicar del planeta. Sin embargo, esto no debe causar pánico o temor, muchas de las enfermedades más infeccionas y mortales en la historia siguen activas y convivimos a diario con los agentes que las causan, como la poliomelitis y la viruela.

Como sociedad nos enfrentaremos a nueva normalidad, donde la higiene será la clave para evitar el contagio, muy probablemente el uso de cubrebocas y gel antibaterial sea necesario aún por un largo tiempo, pero la “sana distancia” que se ha pedido desde diversos medios podría ser una de las mejores formas para llevar nuestra vida cotidiana de ahora en adelante.

Semáforo por regiones

La Secretaría de Economía anunció que, a partir del 1 de junio se implementará la estrategia del Semáforo regional, como una herramienta para determinar el regreso gradual y ordenado a las actividades económicas, sociales y escolares del país, donde cada color indicará la fase, dependiendo el riesgo latente de contagios como parte de la “Nueva Normalidad”.

Este semáforo tendrá 4 colores, rojo, naranja, amarillo y verde, implicando que el regreso a las actividades será escalonado, recuperando poco a poco la presencia en espacios públicos y actividades económicas, dejando al final la reanudación de actividades escolares y sociales, sin embargo, muchas de las conductas sociales y formas de convivencia tendrán que ser modificadas incluso cuando este semáforo por regiones esté en verde.

El subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, agregó la existencia de un mapa para ilustrar el semáforo de alerta. Este dispositivo cambiará con el curso de la epidemia y la tendencia de aumento, lo que corresponde a estabilidad o descenso de casos, hospitalizaciones y terapias intensivas.

Esta “Nueva Normalidad” da pie a la creación de nuevas formas de convivencia, a tomar conciencia del respeto a los espacios personales y a adoptar nuevos hábitos de higiene no solo por el bien propio, sino del común.

Es importante que las y los poblanos estén comprometido con los mecanismos establecidos para evitar rebrotes. Puebla es una de las ciudades con mayor flujo de personas a nivel nacional, esto la posicionado como una de las ciudades más importantes del país; pero también la expone a un mayor número de contagios.

Acatando las medidas sanitarias, se debe buscar transformar la Nueva Normalidad en una que no nos aleje, que no nos haga egoístas ni desconsiderados, se debe trabajar por una ciudad propositiva y empática, por una sociedad en toda la extensión de la palabra.