Animales de compañía en confinamiento

Animales de compañía en confinamiento

Por: Paulina E. Islas

Jack es un golden retriever que solía salir a correr por su colonia kilómetro y medio, sin embargo, debido a las medidas de aislamiento social para evitar la propagación del virus COVID-19, él y su dueño han tenido que modificar su convivencia y hábitos. Josefina y Camelia, han pasado casi dos meses en compañía de su dueña, quien realiza su trabajo a distancia; y Balú, con energía ilimitada y a quien le fascina jugar con otros perros, se ve sólo en sus paseos por el parque.

Muchos dueños de animales de compañía durante esta emergencia sanitaria se han visto limitados en los espacios y actividades a realizar con sus amigos peludos. Vania, dueña de Balú, quien no puede quedarse en casa por la naturaleza de su trabajo, ha cambiado la forma en la que sale con su cachorro:

Fue difícil, porque él está acostumbrado a jugar con los perros, pero cuando empezó la cuarentena, la gente no salía. Él se quedaba triste, se acostaba, le invitaba a caminar y no quería”.

La doctora Margarita Campos, médica veterinaria especialista en perros y gatos, señala que los animales de compañía pueden experimentar desórdenes de conducta durante la contingencia, como ansiedad. Por este motivo, recomienda crear actividades dependiendo del espacio del que se disponga para entretener a perros y gatos, antes de considerar los tratamientos hormonales médicos.

Gatos como Cayetana, Marcel o Penny, acostumbrados a estar todo el tiempo en casa, han estado más apegados de lo normal a sus dueños.
“Todos los días que mi papá se levanta a su trabajo a distancia, lo siguen y se quedan con él toda la mañana”, dice Mildred.

¿Pueden adquirir el virus las mascotas?

Según información de la Organización Mundial de la Salud, no se ha confirmado que perros y gatos sean transmisores de este virus; sin embargo, se ha pedido a la sociedad compartir medidas de higiene con las mascotas, sobre todo después de paseos al exterior de las viviendas.

  • Las caminatas al aire libre deben ser cortas y enfocadas, solo para satisfacer sus necesidades fisiológicas;
  • Solo una persona debe pasear al perro en cada salida;
  • Busca lugares menos concurridos y prioriza los momentos más tranquilos;
  • Evita el contacto con otros animales y con otras personas;
  • De vuelta a casa, limpia las patas de su mascota con agua y jabón neutro, asegurando de limpiar el pelaje entre los dedos. Habla con su veterinario para conocer sobre productos seguros para tu mascota.

Es importante NO aplicar cloro o alcohol en las patas o pelaje de los animales, ya que estas sustancias pueden irritar su piel y el cloro, si se ingiere, podría intoxicar a su mascota, recalca la doctora Campos.

Es probable que muchas preguntas surjan a partir de estas indicaciones, por lo que la Organización Internacional de Sanidad Animal, en voz de la Organización de Protección Animal Mundial, se ha dedicado a responder múltiples cuestionamientos sobre el tema, y al 19 de marzo, afirmaron:

“Los servicios veterinarios de la Región administrativa especial de Hong Kong de la República Popular de China notificaron a la OIE que dos perros se habían infectado por el virus del COVID-19 tras una estrecha exposición a sus dueños que estaban enfermos por el COVID-19. Las pruebas, realizadas mediante PCR en tiempo real, demostraron la presencia de material genético del virus COVID-19 en muestras nasales y orales. Los perros no mostraron ningún signo clínico de la enfermedad. Los servicios veterinarios de Bélgica notificaron a la OIE que un gato perteneciente a una persona positiva al COVID-19 dio resultado positivo al virus del COVID-19. El gato mostró signos de enfermedad respiratoria y gastrointestinal. La prueba efectuada por PCR en tiempo real, mostró la presencia de material genético del virus del COVID-19 en muestras de vómito y de heces. Se sospecha infección, pero aún no se ha confirmado. Este caso ha sido controversial entre expertos y algunos consideran que se necesitan más pruebas.”

Esto quiere decir que los dueños de animales de compañía no deben preocuparse por contagiar o ser contagiados por sus compañeros peludos.

Sin embargo, muchas personas desconocen esta información, por lo que se han dado casos de abandono o peticiones a veterinarios para sacrificar a sus mascotas.

“Abandonar o matar animales es algo que les ocasiona sufrimiento y alimenta el ciclo de pánico; es cruel, para nada ético y no resuelve la pandemia”, informa la Organización de Protección Animal Mundial, al tiempo que pide de forma generalizada no ahuyentar perros y gatos callejeros, ya que ellos tienen más probabilidades de ser maltratados o morir de hambre ya que las personas los evitan aún más.

Al respecto, el Departamento de Protección Animal en el municipio de Puebla no ha detectado incremento del servicio de eutanasia. De igual forma, en su consultorio, la doctora Campos señala que, contrario a lo experimentado en otros lugares, dueños de mascotas se han interesado más por los cuidados de sus compañeros de vida. “Ahora que la gente está más tiempo con su mascota o no tiene personas a su alrededor, se han identificado más con ellos”, señala Margarita.

Actividades y reincorporación

Dentro de las actividades principales que se recomiendan para los perros y gatos en casa es reforzar el aseo de la mascota y del espacio donde se encuentra o dedicarle por lo menos 20 minutos por la mañana y 20 minutos por la tarde a manera de premiar actividades como enseñarle a sentarse, quedarse quieto, echarse u otras actividades que no sientan como castigo o represión a las mascotas de manera paulatina.

Existen muchas formas de crear juegos o distracciones para estos compañeros peludos, como juguetes caseros hechos con tela, cartón, botellas de plástico y premios. Balú ha empezado a correr con su dueña para suplir el tiempo de convivencia con otros perros; Jack, aunque no sale, alterna su tiempo en los patios que tiene en la casa de su dueño; Josefina y Camelia juegan con mezclilla trenzada y botellas suaves por todo el departamento en donde viven.

Los gatos, explica la doctora Margarita Campos, son más propensos a sufrir ansiedad en este tiempo de cuarentena, por ello recomienda jugar con ellos más tiempo. Mildred ha puesto cajas en la casa y con hojas de papel, crea pelotas que suenan para estimular a sus gatos.

Conforme cada fase del semáforo de riesgo en el país vaya avanzando, los dueños de mascotas tendrán que volver a modificar sus rutinas y reincorporarse a las actividades que existían antes de la contingencia.

Tanto el Departamento de Protección Animal, como la doctora Campos, recomiendan encarecidamente no cortar de tajo la interacción mascota dueño, pues evidentemente la mascota adoptará malas manías como ansiedad.

Las recomendaciones que hacen ambos es apoyarse de otros familiares para que puedan continuar con las prácticas de enseñanzas básicas o simplemente caminatas de 20 minutos.

Las mascotas mejoran y enriquecen la vida de los humanos; los acompañan, son capaces de aprender e incluso de realizar tareas extraordinarias. Adicionalmente, pueden ser de un gran apoyo psicológico para las familias al reducir niveles de estrés y tendencias suicidas, algo de mucho apoyo en época de distanciamiento social, indica la Organización Mundial de Protección Animal.

Es importante no dejar de lado las medidas de higiene una vez que el distanciamiento acabe, así como no dejar de prestar atención y empatía a estos animales de compañía que tanto amor tienen por sus dueños.