2020: Entre Virus y Temblores

2020: entre virus y temblores

Por: Paulina Islas

Sin duda este año permeará en la memoria colectiva, un año difícil, con retos inimaginados y nuevas formas de interrelación que solventen las necesidades sociales a pesar de las restricciones impuestas por el virus SARS-Cov2.

A 92 días de confinamiento voluntario, el 23 de junio se registró un sismo con magnitud de 7.5 grados, con epicentro al sur de Crucecita, Oaxaca, perceptible en esa entidad, Chiapas, Puebla, Tlaxcala, Guerrero, Morelos, Estado de México y Ciudad de México, así lo informó el Servicio Sismológico Nacional (SSN).

Este evento, en medio de una de las emergencias sanitarias más grandes en la historia de la humanidad, recordó a los mexicanos el movimiento telúrico de 2017 originado en la zona limítrofe entre Puebla y Morelos, dejando a su paso 369 víctimas mortales, miles de damnificados, y cuantiosos daños materiales en edificios públicos e históricos.

Ante esto, desde el 24 de abril el SSN anunció algunas medidas para tomar durante esta temporada de confinamiento voluntario en caso de sismo.

El Centro Nacional de Prevención de Desastres insta a seguir estas recomendaciones, así como tener listo un Plan Familiar y Mochila de Emergencia siempre a la mano en caso de desastre.

Puebla de pie

Entre las secuelas que dejó en la capital poblana el sismo del 19 de septiembre del 2017, aparte de las 45 vidas perdidas y miles de familias afectadas en todo el país por la pérdida de su vivienda, el patrimonio histórico capitalino fue afectado de manera considerable.

La Dirección General de Sitios y Monumentos del Patrimonio Cultural (DGSMPC), en conjunto con los institutos de Antropología e Historia y el Nacional de Bellas Artes y Literatura, inició labores de monitoreo y revisión de los inmuebles del patrimonio cultural mediante tres informes.

En esta ocasión, las afectaciones en los inmuebles a cargo del Instituto Nacional de Antropología e Historia fueron menores, se registró una fisura en la bóveda de ciprés de la Catedral, los Museos del Fuerte de Loreto y de Huejotzingo reportaron la ampliación de algunas fisuras ya existentes que no ponen en riesgo los inmuebles y el Museo Nacional de los Ferrocarriles Mexicanos no reportó daños.

Asimismo, la Secretaría de Cultura federal destacó en un comunicado de prensa:

“En Izúcar de Matamoros, Puebla, los inmuebles intervenidos con recursos del Programa Nacional de Reconstrucción 2019 no sufrieron daños, no obstante, algunos de los inmuebles que solicitaron apoyo en la convocatoria 2020 sí vieron acentuadas las afectaciones que tenían desde el año 2017.”

De la misma forma, desde la Secretaría de Protección Civil y Gestión Integral de Riesgos (SPCyGIR) del municipio de Puebla no se reportaron daños o afectaciones mayores en inmuebles, red hospitalaria o instalaciones estratégicas dentro de la ciudad.

Una vez más, a través de sus inmuebles, y 3 años después de verse tan afectada por un evento similar, Puebla demuestra la fuerza que la ha caracterizado a través del tiempo.

Fuente de San Miguel, Zócalo de Puebla