Cultura a domicilio

Por: Paulina Islas

Estar tanto tiempo en casa derivado del confinamiento social ha impulsado a las familias alrededor del mundo a buscar formas de sano entretenimiento y convivencia. Algunos han encontrado en las plataformas de streaming la forma de llenar sus momentos de ocio; algunos otros, más interesados en aprovechar el tiempo en aislamiento, han decidido adquirir nuevas habilidades con cursos en línea; y otros tantos, apasionados del arte y la cultura, han encontrado programas, recorridos y materiales de interés, ofertados por diversas instituciones.

¿Necesitamos el ocio y esparcimiento?

Cecilia Mora Donatto, doctora en Derecho e investigadora titular en el Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, en su texto “Derecho al esparcimiento”, aborda el esparcimiento desde la perspectiva legal, humana, social y gubernamental, su evolución, necesidad y beneficios.

Este derecho ha sido reconocido en diversos documentos legales como la Constitución Mexicana de 1917, la Declaración Universal de los Derechos Humanos de 1948 y la Convención sobre los Derechos del Niño en 1989 ya que aumenta y mejora la calidad de vida, señala Mora Donatto.

En esta temporada de aislamiento, la participación de niñas, niños y jóvenes en actividades culturales y artísticas son factores primordiales para un desarrollo y crecimiento óptimo; para personas adultas, adultas mayores o con algún tipo de discapacidad, ayuda a un desarrollo físico y psíquico equilibrado.

El esparcimiento se ha vuelto indispensable y ahora ha sido recomendado tanto por la Organización Mundial de la Salud, como por los tres órdenes de gobierno mexicanos, para fomentar la salud y bienestar físico y emocional.

Opciones de esparcimiento cultural desde casa

Diversos medios de comunicación han redactado recomendaciones sobre cómo crear rutinas y distribuir mejor el tiempo durante el confinamiento voluntario; asimismo, como parte de las recomendaciones del gobierno federal, en su sitio oficial se despliega una serie de videos audios y recomendaciones para el cuidado de la salud mental.

Por su parte, la Secretaría de Cultura Federal, ha creado el portal “Contigo en la distancia”, donde existen audios, videos, libros, recorridos virtuales por museos, aplicaciones, entre otros, con el fin de llevar contenido cultural para todas las edades desde casa.

En la capital poblana, instituciones como el Instituto Municipal de Arte y Cultura o el Museo Amparo han sido constantes en la generación de contenido cultural y educativo para todas las edades y gustos, creando publicaciones, podcasts, conferencias, conciertos, artículos, lecturas de poesía, actividades, entre otras cosas propias de su quehacer como instituciones culturales.

El ocio y el esparcimiento son una necesidad y derecho humano y traen beneficios a la salud, con la aparición del virus COVID-19 y las medidas gubernamentales para aminorar su impacto, la cultura y las artes pueden dar un respiro, entretenimiento y sana convivencia entre miembros de la familia o para disfrutar en soledad.