Feministas okupan la CNDH ante 549 feminicidios en México este 2020

Feministas okupan la CNDH ante 549 feminicidios en México este 2020

Por: Paulina Islas

El Instituto Nacional de las Mujeres (INMUJERES), en el documento Violencia contra las mujeres. Indicadores básicos en tiempos de pandemia, ha informado que “las muertes violentas de mujeres tuvieron un incremento en el primer cuatrimestre de 2020 en comparación con 2019, si bien el feminicidio disminuyó en 2.1%, los homicidios dolosos se incrementaron en 11.7%”.

El virus SARS-CoV-19, ha evidenciado de forma más concreta las desigualdades sociales que se viven a nivel mundial, así como las consecuencias de estas en la vida de las mujeres, adolescentes y niñas, quienes representan el 51 por ciento de la población mexicana, de acuerdo al Consejo Nacional de Población (CONAPO), en su informe de 2016. Asimismo, el INMUJERES, estima que, en promedio, 10 mujeres son asesinadas diariamente por el solo hecho de ser mujer.

Para julio del presente, el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Ciudadana presentó las cifras correspondientes al mes de junio de incidencia delictiva y llamadas al 9-1-1 sobre violencia de género, acumulando un total de 549 presuntos feminicidios.

El enojo generalizado de víctimas y familiares de las mismas ha derivado en diversas expresiones de protesta y visibilización. Una de ellas se dio el 27 de agosto en el Estado de Puebla, donde mujeres anónimas, organizadas, realizaron pintas virtuales en monumentos y espacios públicos conocidos.

Ante la impunidad y la poca eficacia del estado para atender los casos de violencia contra las mujeres nos apropiaremos de cualquier espacio, público, privados o virtuales. Esta apropiación de espacios en la búsqueda de justicia fue explicada por la Asamblea de Mujeres Universitarias BUAP, en su perfil de Facebook.

Posterior a esto, el jueves 3 de septiembre, organizaciones, colectivas e integrantes del Frente Nacional Ni Una Menos, realizaron la toma de las instalaciones de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) en un “acto legítimo de protesta, mismo que se lleva a cabo en ejercicio de los derechos humanos fundamentales, [que] responde a la actitud indolente e indiferente instituciones, organismos y autoridades, tanto federales como locales, sobre el incremento desatado de casos de violencia de género en nuestro país, particularmente a partir de la enorme voluntad de lucha de la compañera Marcela Alemán, madre de una menor de edad, víctima de violación en San Luis Potosí en el año 2017, caso que sigue impune.”

En la toma de las instalaciones, se han realizado pintas y quema de muebles, así como la exhibición de los recursos con los que cuenta la Comisión en materia de alimentos y recibos de nómina exorbitantes, ya que muchos de quienes buscan justicia ante diversos crímenes como feminicidios, desapariciones, ejecuciones extrajudiciales, homicidios dolosos, entre otros, no cuentan ni con el recurso monetario para comer.

Yesenia Zamudio, madre de una joven víctima de feminicidio en enero de 2016, subrayó que “se trata de una toma definitiva, no lo vamos a entregar, es un okupa para las víctimas. Aquí van a vivir madres de víctimas que tienen niños huérfanos (de padre) y que no tienen dónde vivir, ésta será su casa. No lo vamos a entregar, no hay negociación, y que le hagan como quieran”.