Gobierno de México reivindica en su memoria histórica a las mujeres

Gobierno de México reivindica en su memoria histórica a las mujeres

Por: Paulina Islas

El pasado 30 de diciembre de 2019 fue publicado en el Diario Oficial de la Federación la declaratoria de que el presente año sería denominado como “2020, Año de Leona Vicario, Benemérita Madre de la Patria”. Esta decisión de colocar la anterior leyenda en la documentación oficial fue avalada por ambas Cámaras del Congreso de la Unión el 12 de diciembre de 2019.

La memoria de esta insurgente no queda solamente como un lema de papelería, sino que da pie a una serie de actividades realizadas por distintas dependencias a nivel federal, con las que se dan los primeros pasos para sacar del olvido a muchas mujeres que han forjado este país.

¿Quién era Leona Vicario?

Nacida en 1789, en el marco de la Revolución Francesa y el acenso de la casa de los Borbones a la corona española, Leona Vicario fue hija de un comerciante español y una mujer criolla. Su familia gozaba de una posición económica privilegiada, lo que le permitió estudiar bellas artes y ciencias, para posteriormente publicar sus textos en diarios, los cuales llamaron la atención de quienes, posteriormente, se conocerían como insurgentes.

Cuando dio inicio el conflicto armado en 1810, Vicario tomó partido y dio refugio a fugitivos en peligro, compró medicinas para los enfermos y apoyó de forma económica con la compra de insumos para el desarrollo de la guerra independentista. Sin embargo, su tarea no se limitó a ello, dada su formación, fue capaz de trasmitir información valiosa durante la gesta y fungió como tesorera o administradora de los recursos en los campos de batalla de los hermanos Rayón.

En 1813 fue encarcelada por conspiración, escapando y refugiándose en Oaxaca, donde pasaría a desempeñar la misma función que con los hermanos Rayón, pero ahora bajo el mando de José María Morelos y Pavón. Para 1817, aceptó la segunda oferta de la corona española de indulto, así como la restitución de algunos de sus bienes, debido a que acababa de nacer su primera hija. Murió a los 53 años en la Ciudad de México, siendo recordada, no sólo por ser una cuidadora, sino por ser una de las principales corresponsales de guerra, periodista, administradora y luchadora por lo que ahora conocemos como México.

¿Qué implicaciones tiene este reconocimiento?

La palabra benemérito, viene del latín bene (bien) y mentus (merecedor), es decir “lo que ha merecido bien”. Posterior a la declaratoria, dieron inicio las veladas chocolateras por el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literaatura (INBAL), a través de la Coordinación Nacional de Literatura, las cuales se llevan a cabo el primer jueves de cada mes a las 17 horas. Asimismo, el 21 de agosto de este año se develó la estatua de Leona Vicario en el Paseo de las Heroínas, en su 178 aniversario luctuosa de esta figura destacada de la Independencia Mexicana. Ella es la primera de 14 mujeres que ocuparán este espacio, cuyo objetivo es vindicar el papel de todas estas mujeres en la historia de México.

Josefa Ortiz de Domínguez, Gertrudis Bocanegra, Sor Juana Inés de la Cruz, Margarita Maza, Dolores Jiménez y Muro, Matilde Montoya, Juana Belén Gutiérrez, Carmen Serdán, Agustina Ramírez Heredia, Elvia Carrillo Puerto, Sara Pérez Romero y Hermila Galindo, así como la pieza “Forjadoras anónimas” que recordará la lucha de todas las mujeres en diversos periodos históricos, son las abuelas, madres, hijas y esposas que han heredado su lucha a todas las mexicanas, sus convicciones y su fuerza.