Aumenta consumo de alcohol y tabaco durante periodo de aislamiento por COVID.19: Instituto Nacional de Salud Pública

Aumenta consumo de alcohol y tabaco durante periodo de aislamiento por COVID.19: Instituto Nacional de Salud Pública

Por: Paulina Islas

A través de una encuesta, el Instituto Nacional de Salud Pública (INSP) buscó identificar las características de salud, seguridad alimentaria, diversidad de la dieta y factores asociados a las personas en aislamiento social.

La encuesta “ENSARS-CoV-2” fue el documento que se presentó con los resultados del instrumento aplicado en mayo de este año, el cual contó con la participación de mil 73 adultos de más de 20 años, vía telefónica.

Al respecto, Mario Luis Fuentes Alcalá, investigador del Programa Universitario de Estudios del Desarrollo de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), destacó que “la ENSARS-CoV-2 es una encuesta de salud pública que ofrece algunos elementos para conocer los desafíos y la urgencia de comprender la transformación del espacio social en lo que será un proceso prolongado de convivir con este y otros virus por mucho tiempo: la época COVID-19”.

Los resultados mostraron el siguiente panorama: una quinta parte de las personas fumadoras (20.7 por ciento), refirieron que su consumo de cigarrillos aumentó respecto su consumo antes de la contingencia; lo mismo pasó con el 12 por ciento de los que consumen alcohol. También, del total de entrevistados, una cuarta parte refirió tener hipertensión arterial y uno de cada cinco obesidad.

Todos estos factores, vuelven a la población vulnerable ante un posible contagio de coronavirus. Juan Ángel Rivera Dommarco destacó que el propósito de estas encuestas es “brindar información de utilidad para alimentar las decisiones del Sistema Nacional de Salud en el diseño de políticas y acciones dirigidas a la prevención y control de enfermedades, así como a la promoción de la salud”.

Algunas de las conclusiones de la encuesta son que, ante el aumento en el sedentarismo, sumado a los hábitos de consumo de sustancias y los factores de riesgo y las prevalencias presentadas de enfermedades crónicas, alrededor de 55 por ciento de la población se puede considerar como población altamente vulnerable y en riesgo, por lo cual sería recomendable el respetar las medidas de mitigación.