Se desperdicia en el mundo hasta un 40% de alimentos; llama la FAO a generar cambios en los hábitos de consumo

Se desperdicia en el mundo hasta un 40% de alimentos; llama la FAO a generar cambios en los hábitos de consumo

Por: Jessica Reyes

  • El pasado 29 de septiembre se celebró el Día Internacional de Concienciación sobre la Pérdida y el Desperdicio de Alimentos; este viernes 16 de octubre se conmemora el Día Mundial de la Alimentación

Con el propósito de frenar la pérdida y desperdicio de alimentos, la Organización de la Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) ha lanzado una campaña de concientización para sumar a la ciudadanía a adoptar nuevos hábitos de consumo más sostenibles.

De acuerdo con datos revelados por Lina Pohl Alfaro, nueva representante de la FAO en México, en todo el mundo se desperdicia hasta un 40 por ciento de comida, desde que se cosecha y hasta que llega a su consumidor final. Cifra que contrasta con las 690 millones de personas en todo el planeta que padecen hambre –conforme a cifras de este mismo organismo —.

Según afirma Pohl Alfaro, “con eso (que se desperdicia) se podría garantizar que todas y todos gocen del derecho humano a la alimentación”.

Ante ello, surgió la campaña en redes sociales #NoDesperdicio y #SinDesperdicio, la cual llama a la ciudadanía a sumarse desde sus hogares a transformar las dinámicas de consumo cotidiano para ayudar a revertir esta problemática.

Budín de “pan viejo”, una recta con causa

Desde su cuenta de Instagram, Kirén Miret, propietaria de la heladería artesanal Casa Morgana y maestra gelatera por el Italian Culinary Institute, se sumó a la campaña de la FAO y compartió una receta dulce #SinDesperdicio, al impulsar el uso de pan de muerto duro como ingrediente principal.

Bajo el principio de “darle una segunda cara a la comida que ya nadie quiere”, Kirén Miret enseñó en una sesión en vivo a elaborar un Budín de pan viejo.

Además de las piezas de pan –siete u ocho dependiendo del tamaño de la hojaldra –, para elaborar este postre se necesitan cuatro huevos a temperatura ambiente, una taza de leche evaporada, una taza de leche de vaca y media taza de leche condensada. Asimismo, se requieren 50 gramos de mantequilla, media taza de nueces trozadas, ralladura de cáscara de naranja, media cucharada de extracto de vainilla y media cucharada de extracto de azahar.

El proceso de elaboración consiste en mezclar en un tazón los tres tipos de leches, añadir los extractos de vainilla y azahar y a la par de los huevos. Batir para enseguida adicionar la ralladura de naranja. Una vez integrados estos ingredientes, se agrega a la mezcla líquida el pan previamente trozado.

Se debe amasar esta mezcolanza lo suficiente hasta generar una pasta hidratada. Una vez conseguida esto, se añade la nuez y se vierte en un molde previamente enmantequillado.

Se hornea a 160 grados centígrados por 35 minutos, aproximadamente, y quedará listo.