Doble cubrebocas y mascarillas mejor ajustadas reducen hasta el 95% la propagación de la COVID-19: CDC

Doble cubrebocas y mascarillas mejor ajustadas reducen hasta el 95% la propagación de la COVID-19: CDC

Por: Jessica Reyes

Los resultados de un experimento (https://www.cdc.gov/mmwr/volumes/70/wr/mm7007e1.htm?s_cid=mm7007e1_w)  realizado por los Centros de Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés) revelaron que el uso de doble cubrebocas y el anudar los hilos de las orejas de la mascarillas permiten bloquear hasta el 95 por ciento de aerosoles infecciosos, como el virus SARS-CoV-2.

Durante enero de 2021, los CDC llevaron a cabo simulaciones experimentales utilizando maniquíes para evaluar la medida en que estas dos modificaciones mejoran sustancialmente la protección de un usuario a fuentes contagiosas, debido a que se maximiza el rendimiento de la mascarilla al crear condiciones de ajuste óptimos a los contornos de la cara, evitando fugas de aire alrededor de los bordes del cubrebocas.

Según las pruebas de laboratorio efectuadas con maniquís, la exposición a aerosoles potencialmente infecciosos se redujo en un 95 por ciento cuando se realiza alguna de estas modificaciones en el ajuste: la superposición de mascarillas (una de tela sobre una quirúrgica) y el anudado de los hilos de las orejas de un cubrebocas quirúrgico.

El experimento demostró que una mascarilla quirúrgica sin amarrar y una de tela bloquearon sólo entre 42% y 44.3% los aerosoles expulsados por una tos simulada, mientras que la combinación de ambas optimizó esa protección al 92.5 por ciento.

Asimismo, ilustró que, en un escenario donde hay una fuente y un receptor de aerosoles infecciosos, ambos usuarios pueden alcanzar un bloqueo de las partículas de entre el 96.4 y 95.9, si están equipados con máscaras dobles o si portan mascarillas quirúrgicas anudadas.

El documento explica que, incluso si la fuente se encuentra desenmascarada, pero el receptor porta una mascarilla doble o un cubrebocas quirúrgico anudado, la exposición acumulada del receptor a partículas contagiosas se reduce a 83 o 64.5 por ciento, respectivamente.