Educación Sexual Integral por una vida plena y libre

Educación Sexual Integral por una vida plena y libre

Por: Paulina Islas

  • Autocuidado, salud sexual y reproductiva, autoestima, vínculos afectivos sanos, equidad de género, entre otros, son temas que también aborda la Educación Sexual Integral

Cifras presentadas por la Organización Mundial de la Salud visibilizan que la deficiencia en los servicios de salud sexual y reproductiva traen consigo muchos problemas de salud públicos, desde mortalidad materna hasta el incremento en infecciones de transmisión sexual en todo el mundo, y estima que, anualmente, se producen 340 millones nuevos casos de infecciones por baterías de transmisión sexual, como la clamidiasis y la gonorrea, entre personas de 15 y 49 años.

La deficiencia en los servicios de salud sexual y reproductiva es marcada como una de las causas de mortalidad materna, también, se vincula al incrementó el de infecciones de transmisión sexual en todo el mundo. La OMS estima que anualmente se producen 340 millones nuevos casos de infecciones por baterías de transmisión sexual, como la clamidiasis y la gonorrea, entre personas de 15 y 49 años.

Ante ello, La Organización Mundial de la Salud (OMS), en coordinación con el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), trabajan desde el 2005 para mejorar las condiciones de salud sexual y reproductiva de las personas, así como reducir los efectos negativos de la falta de atención en este tema.

En México, el artículo tercero de la Constitución reconoce el derecho a la educación sexual y reproductiva, integral, laica, basada en ciencia y con perspectiva de género. Sin embargo, la Secretaría General del Consejo Nacional de Población (CONAPO), en su resumen ejecutivo del 2018, que la participación masculina en el uso de métodos anticonceptivos disminuyó del 18 por ciento en 2014, a 16.8 por ciento en 2018.

El análisis y difusión de los indicadores asociados a la Salud Sexual y Reproductiva, según el CONAPO, contribuye a busca mejorar y actualizar la información disponible para coadyuvar al diseño y evaluación de políticas públicas, programas y estrategias para mejorarla, siempre con un enfoque de pleno respeto a los Derechos Humanos de los individuos, sobre todo de aquellos en situación de vulnerabilidad.

Desde el Ayuntamiento de Puebla, como parte de la estrategia de bienestar integral, garantizar el acceso a una Educación Sexual Integral es fundamental, así lo explica Jessica Techalotzi Zontlimatzi, directora del Departamento de Derechos Sexuales y Reproductivos de la Secretaría para la Igualdad Sustantiva de Género (SISG), en entrevista para Red Pública.

De acuerdo a la directora, la educación integral en sexualidad (EIS) es un modelo educativo que busca que las personas- principalmente niñas, niños, adolescentes y jóvenes- obtengan información en temas vinculados a la sexualidad y herramientas necesarias que les ayuden a la toma de decisiones libres y responsables sobre su cuerpo y sexualidad.

“Entendiendo que la sexualidad no se reduce a las prácticas sexuales, sino que es más amplia, la EIS aborda aspectos como el erotismo, el género, la diversidad sexual, la identidad, los vínculos afectivos sanos y claro, la reproductividad. El abordaje de la sexualidad bajo en enfoque integral aborda elementos de la biología, éticos, emocionales y psicológicos. Involucra la perspectiva de género y derechos humanos como principales ejes.”

Como se menciona en la Carta Magna, los elementos de la EIS son:

  • Tiene que ser laica, científica y libre de estereotipos, prejuicios o estigmas sociales.
  • Pertinente a cada edad y etapa de desarrollo de las personas.
  • Pertinente a cada cultura.

La EIS, de acuerdo a lo establecido en la Ley General de Derechos de Niño, Niñas y Adolescentes del 2014, capítulo noveno, artículo 50, inciso V y XI, es un derecho humano que tienen las niñas, niños y adolescentes y conmina a que las autoridades, en sus diferentes órdenes de gobierno y en el ámbito de sus respectivas competencias, se coordinen a fin de “desarrollar la atención sanitaria preventiva, la orientación a quienes ejerzan la patria potestad, tutela o guarda y custodia de niñas, niños y adolescentes, y la educación y servicios en materia de salud sexual y reproductiva [así como] Proporcionar asesoría y orientación sobre salud sexual y reproductiva”.

Es decir que, conforme a su edad, el desarrollo evolutivo, cognoscitivo y madurez, las niñas, niños y adolescentes deben tener acceso a una educación integral en sexualidad que les permita ejercer de manera informada y responsable sus derechos.

Jessica Techalotzi indica que la EIS abona al bienestar físico, mental y emocional de las personas en general pues, a diferencia de lo que comúnmente se cree, no sólo aborda el tema de prácticas sexuales, también toca temas como: autocuidado, salud sexual y reproductiva, autoestima, vínculos afectivos sanos (lo cual promueve relaciones libres de violencia), equidad de género, diversidad sexual y eso también abona a sociedades más respetuosas, libres de discriminación.

“Además, promueve habilidades como toma de decisiones, comunicación asertiva, mediación y pensamiento crítico. Y es que lamentablemente en muy pocas familias y muy pocas personas hablan temas de sexualidad de una forma positiva, con sus hijas, hijo o adolescentes a cargo, incluso a niveles educativos, seguimos encontrando muchas restricciones, muchos estigmas para hablar de sexualidad en la infancia y adolescencia”, agrega.

Educación Sexual Integral para prevenir el abuso infantil

“Es muy importante hablar de sexualidad, es muy importante hablar de temas vinculados a la sexualidad, porque es parte de la vida de todas las personas y vivirla en pleno bienestar y en pleno desarrollo, con responsabilidad, es fundamental para lograr sociedades equitativas. Es importante romper mitos y prejuicios”, enfatiza la directora del Departamento de Derechos Sexuales y Reproductivos.

Brindar una EIS según las etapas de desarrollo y a la edad, permite enfocar la conversación de ciertos temas, en ciertas etapas de la vida. Jessica pone un ejemplo; en etapas tempranas, incluso con adolescentes, puede prevenir el abuso sexual infantil. “Lamentablemente en México, ocupamos los primeros lugares en abuso sexual infantil y en embarazos no deseados en adolescentes”, destaca.

Hablar de EIS abona a romper con los estereotipos y estigmas en torno a la sexualidad, que todavía siguen siendo una limitante para que mujeres, por ejemplo, puedan acceder a métodos anticonceptivos o para que se puedan vivir relaciones libres de violencia sexual. La funcionaria de la SISG reitera a la ciudadanía que es importante el cambio de paradigma, pues un enfoque progresista y no restrictivo, ni estigmatizante, disminuye la posibilidad de que las personas, en todas sus edades, se pongan en situaciones de riesgo en temas vinculados a la sexualidad.

Como menciona la directora, existe una estrecha relación entre la Educación Integral en Sexualidad con la salud y el bienestar. Ya que cuando se habla de salud sexual y reproductiva, se habla de un derecho que incluye el cuidado, políticas de prevención de enfermedades de transmisión sexual, de maternidades libres y sanas, salud mental vinculada a la sexualidad, reducción de riesgos o de prácticas de riesgo, uso de sustancias adictivas vinculadas a la sexualidad.

“Está estrechamente relacionado con el bienestar y la salud, estamos hablando de una salud integral que aborda todos los elementos de nuestra vida y nuestro cuerpo para vivir en plenitud. Es importante reconocer que tenemos derechos sexuales y reproductivos, el acceso a métodos anticonceptivos y a servicios de salud sexual y reproductiva”, manifiesta Techalotzi Zontlimatzi.

Garantizar EIS laica y adaptada a todas las personas

Primero, Jessica destaca que es fundamental reconocer que es una obligación del Estado y los gobiernos hacer valer, promover, respetar y garantizar los derechos humanos de todas las personas. En ese sentido, los derechos sexuales y reproductivos, particularmente el derecho a una Educación Integral en Sexualidad es una obligación donde se tiene que implementar, fortalecer y actualizar programas y estrategias que involucren a diversas instancias, sobre todo educativas y de salud.

En este sentido, también la información y las políticas que emanen desde las instancias de gobierno tienen que incluir a toda la población con alguna discapacidad, a la población indígena, a mujeres, a los adolescentes.

“Es importante que entendamos que es una obligación del estado garantizar una educación integral en sexualidad en diferentes formas y a través de diferentes estrategias. Que la información en temas de sexualidad sea de fácil acceso a todas las personas, sin importar donde viven, sin importar su edad”, acota.

A través de la Secretaría para la Igualdad Sustantiva de Género, se cuenta con diversos departamentos e instancias que permiten lograr estos objetivos y generar un bienestar integral a los habitantes de la capital.

Desde el Departamento de Derechos Sexuales y Reproductivos se promueven los derechos sexuales y reproductivos de mujeres, adolescentes, jóvenes, familias, personal docente y población en general, a fin de contribuir al ejercicio libre, consciente, placentero y responsable de la sexualidad a través de talleres, capacitaciones y programas.

Trabajando desde distintas estrategias, se cuenta con talleres, conferencias, círculos de sensibilización en materia de educación integral en sexualidad y derechos sexuales y reproductivos en general. Además, se tiene una plataforma en línea llamada Sexualidades incluyentes (sexualidadesincluyentes.pueblacapital.gob.mx), un espacio virtual dedicado exclusivamente a promover la educación integral en sexualidad a través de dos cursos.

Uno está dirigido a adolescentes y aborda diversos temas, como sexualidad, vínculos afectivos sanos, relaciones libres de violencia, amor romántico, métodos anticonceptivos y más; el otro curso está dirigido exclusivamente a docentes que les interese adquirir herramientas para abordar la EIS en sus espacios educativos.

De igual forma, la plataforma cuenta con diferentes secciones que incluyen test interactivos, un directorio de servicios amigables dirigidos a adolescentes para recibir consejería y métodos anticonceptivos, se tiene material multimedia donde se abordan temas como el uso correcto de los condones masculino y femenino, sexting, etcétera. El objetivo de esta plataforma es promover la EIS y el acceso a estos temas de manera más amplia, con alcance masivo, permitiendo a todas las personas interesadas en los temas, acceder a ella.

Jessica Techalotzi destacó la realización de la campaña “Yo decido”, que busca promover el uso y conocimiento del condón femenino. Esta estrategia realiza la entrega de un kit informativo con métodos anticonceptivos- condón femenino y masculino-, material informativo sobre métodos anticonceptivos, derechos sexuales y reproductivos, así como la Cartilla de derechos sexuales.

También, se tienen talleres dirigidos a familias, personal docente, para prevención de embarazos adolescentes abordando temas como consentimiento sexual, uso de métodos anticonceptivos, sexualidad, toma de decisiones informadas, respeto, autonomía, proyecto de vida, derechos sexuales, salud mental para adolescentes y jóvenes, prevención de ITS, reducción de riesgo en las prácticas sexuales y menstruación consciente. En este último tema, Jessica reitera la importancia de este taller que permite empezar a romper estigmas en torno a la menstruación, para que mujeres y niñas, puedan vivir una menstruación más plena.

Sin embargo, conscientes de que los cambios de paradigma y conductuales en la sociedad son lentos, la SISG, desde el Departamento de Atención de la Violencia hacia las Mujeres, proporciona asesoría jurídica y psicológica de manera coordinada y estructurada a mujeres que viven situaciones de violencia, permitiéndoles tomar decisiones de manera informada y acompañada para salvaguardar su integridad y emprender acciones de solución a la problemática que viven.

En el contexto de la pandemia por COVID-19, es de suma importancia hacer énfasis en la necesidad de estos temas, tanto de sexualidad como violencia, ya que repensar nuestras conductas permite convivencias más sanas entre quienes habitan un mismo techo. De igual forma, al incrementarse los casos de violencia contra las mujeres, se hace más relevante la revisión de la forma en que los hombres conviven con las mujeres y con otros hombres, como se aborda desde el Departamento de Nuevas Masculinidades, que cuenta con un apartado en la página de Sexualidades Incluyentes.

La salud, como elemento constitutivo del bienestar integral, aborda también la educación sexual integral y reproductiva, por lo que el Gobierno de la Ciudad garantiza acceso a este derecho humano, en aras de una reconstrucción del tejido social, así como una transformación social, desde su base, la familia.



FUENTES:

http://www.ordenjuridico.gob.mx/Documentos/Federal/pdf/wo99957.pdf

https://www.gob.mx/conapo/acciones-y-programas/salud-sexual-y-reproductiva

https://www.gob.mx/conapo/documentos/situacion-de-los-derechos-sexuales-y-reproductivos-republica-mexicana-2018-resumen-ejecutivo

https://www.who.int/mediacentre/news/releases/2006/pr34/es/