Estas son las restricciones sanitarias que han sido eliminadas en Puebla y las actividades económicas que se reactivan tras nuevo decreto

restricciones sanitarias

Por: Jessica Reyes

  • Las nuevas disposiciones sanitarias estarán vigentes hasta el 31 de mayo

Autoridades estatales de Puebla decretaron levantar algunas restricciones en materia de control sanitario, lo cual marca el regreso de actividades comerciales que habían permanecido en cierre total, como baños públicos, balnearios y guarderías.

De esta forma, también se cancela la aplicación del Día Solidario de cierre para toda actividad económica y la Ley seca. Asimismo, quedan sin condicionantes los medios de transporte público, mercantil y ejecutivo.

Lo anterior, se determinó “debido a la disminución de contagios, fallecimientos por COVID-19 y al tener condiciones en el sistema de salud para atender a quienes lo requieran”, refiere el gobierno del Estado.

La nueva normativa sanitaria contempla, entre otras cosas, la ampliación en la capacidad de aforo máximo, ahora en un 50 por ciento para la mayoría de las actividades y sectores económicos, así como extensiones de horario y aumento en el tiempo de permanencia:

  • Hoteles
  • Museos
  • Restaurantes
  • Centros comerciales
  • Cines
  • Gimnasios
  • Eventos sociales
  • Casinos
  • Templos religiosos
  • Industria
  • Construcción (40 por ciento de aforo en obras cerradas, 50 por ciento en obras mixtas y 60 por ciento de aforo en obras a cielo abierto)

El reinicio de actividades en estancias infantiles y guarderías se dará siempre y cuando estos establecimientos cuenten con un protocolo sanitario apegado a las recomendaciones que el Sistema Estatal DIF dicte al respecto.

Por su parte, los baños públicos reabrirán únicamente los miércoles, viernes y sábado, en un horario de 14 a 20 horas, y los domingos, en un horario de 12 a 20 horas, con un aforo máximo del 30 por ciento y sólo en áreas individuales.

A su vez, los balnearios reanudarán operaciones sábados y domingo de 10 a 17 horas, también con un aforo máximo del 30 por ciento, limitando el uso de la alberca a cuatro familias al mismo tiempo.