SÍNDROME DE LA CABAÑA Y CÓMO SUPERARLO

SÍNDROME DE LA CABAÑA Y CÓMO SUPERARLO

Por: Diana Campos

Después de un largo confinamiento generado por la pandemia de COVID-19, reintegrarse a las actividades cotidianas no será tan fácil como se podría suponer, especialistas en el tema prevén que algunas personas podrían experimentar el “Síndrome de la Cabaña”.

Tras varios meses de encierro, la salud mental de muchas y muchos, se vio afectada por diversos factores como el cambio constante del semáforo epidemiológico, dificultades financieras, la falta de contacto con seres queridos y/o la pérdida de vidas humanas.

Por estas razones, se podrían experimentar, sobre todo en los primeros días de regreso a la “nueva normalidad”, dificultades en la conciliación del sueño, fatiga constante, problemas de concentración, ansiedad, irritabilidad y/o ánimo inestable, todo debido a la falta de contacto con la naturaleza, el aislamiento social y las rutinas de encierro prolongadas.

Especialistas señalan que el hecho de dejar el espacio de seguridad que otorga el hogar, acostumbrados por los meses de confinamiento debido a la pandemia y la rutina de transitar por los mismos espacios, hacen que, actualmente, salir a la calle y la incertidumbre de los nuevos cambios puedan generar temor y ansiedad que habrá que enfrentar progresivamente haciendo una programación de las rutinas adquiridas.

Los síntomas del “Síndrome de la Cabaña” pueden presentarse a lo largo del primer mes del retorno a una vida normal, sin embargo, en caso de que se prolongue más tiempo o limite la calidad de vida, se deberá acudir a terapia psicológica lo antes posible.