Estudio revela disminución de personajes infantiles en nuevo etiquetado de alimentos; pero persisten omisiones de sellos de advertencia

Estudio revela disminución de personajes infantiles en nuevo etiquetado de alimentos; pero persisten omisiones de sellos de advertencia

Por: Jessica Reyes

El uso de figurillas y dibujos infantiles en productos alimenticios dirigidos a la niñez disminuyó significativamente: de 92.5 a 24.7 por ciento en cereales, de 45 a 1.7 en bebidas azucaradas y de 60 a cero por ciento en lechitas, reveló un estudio de monitoreo realizado de marzo a mayo de 2021 por la organización civil El Poder del Consumidor.

Tras ocho meses de la implementación del nuevo etiquetado de advertencia en alimentos y bebidas, y con la entrada en vigor, este 1 de junio, de su segunda fase en la que se restringe el uso de personajes y elementos persuasivos, el análisis presentado develó, asimismo, cómo algunas empresas han recurrido al uso de empaques con doble frente para esconder sellos de advertencia, la reformulación de empaques, la venta de productos en paquetes sin sellos o leyendas, la omisión de sellos y, en algunos casos, la venta de productos importados sin sellos.

Sobre estas estrategias para evitar el acato de la NOM-051, Alejandra Contreras, coordinadora de la campaña de Salud Alimentaria en El Poder del Consumidor, refirió que dichas implementaciones “priorizan los intereses comerciales por sobre los derechos de los consumidores”.

De igual forma, puntualizo que a partir del cambio del etiquetado se ha puesto de manifiesto las ventajas de contar con información clara y comprensible que permita a los consumidores tomar decisiones utilizando sellos de advertencia y leyendas.

El estudio destaca la potencial eficacia de la regulación, al reducir la exposición de niñas y niños a publicidad persuasiva con personajes para moldear su consumo.

“La implementación de la segunda fase del etiquetado frontal de advertencia sigue sumando acciones para proteger los derechos del consumidor, priorizando el interés superior de la niñez, el derecho a la información, a la salud y la alimentación”, señala el escrito.

Este monitoreo recabó información de 10 supermercados del centro-bajío del país sobre productos dirigidos a niños y niñas en las categorías de cereales, bebidas y leches.