Entregan al INAH 211 dientes fósiles de un megalodón

Por: Jessica Reyes

  • Otodus megalodon es el nombre científico de una de las más grandes especies de tiburones que han surcado las aguas del planeta, y de la cual existen hoy vestigios fósiles

El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) recibió de un particular 211 dientes fósiles, presumiblemente originales y correspondientes a uno de los depredadores marinos más grande la prehistoria, el tiburón megalodón.

Fue Gustavo Martínez quien hizo la entrega del conjunto de bienes fósiles del Otodus megalodon, para su correspondiente resguardo, protección legal, conservación e investigación.

De acuerdo con el INAH, se trata de fósiles poco frecuentes en México, por lo que las autoridades en cuestión celebraron la concesión de este patrimonio paleontológico y cultural.

Este acto de entrega-recepción tuvo lugar en la sede en Chetumal del Centro INAH Quintana Roo, donde el titular, Margarito Molina Rendón, calificó como “un buen gesto” la cesión de los elementos óseos, al tiempo de tildar que, a lo largo del país, todavía subsiste el comercio ilegal de este tipo de fósiles.

Estimaciones del Instituto refieren que este tiburón prehistórico vivió durante la época geológica conocida como Mioceno, hace 23 millones de años, y que se tiene registro paleontológico de este en la península de Baja California, aunque algunos autores también lo ubican en Tabasco, hacia el periodo Oligoceno –hace 34 millones de años –.

Un reciente estudio realizado por las Universidades de Bristol y Swansea, en Inglaterra, reveló que un Otodus megalodón llegó a medir 16 metros de largo, con una cabeza de aproximadamente 6.6 metros. Solamente la aleta dorsal de uno de estos ejemplares era tan grande como un humano adulto.