Y tú, ¿ya cuentas con un plan de protección civil?

Por: Paulina Islas

Los efectos del ciclón Grace, se han dejado sentir a lo largo del país, desde descargas eléctricas, caída de granizo, hasta rachas de viento de más de 40 km/h y lluvias de moderadas a fuertes. Si bien muchas personas piensan que no les afecta este ciclón, más allá de la incomodidad de lluvias prolongadas; también es cierto que menos del uno por ciento de la población en México cuenta con un plan familiar de protección civil.

Esto, a su vez, se extiende a ámbitos sociales mucho más grandes que el de la familia, como las escuelas, restaurantes, tiendas comerciales, instituciones públicas y más. En entrevista para Red Pública, Paulina Campos Camargo, directora de enseñanza y difusión de la Secretaría de Protección Civil y Gestión Integral de Riesgos del Municipio de Puebla, habló sobre la importancia de tener una cultura de la protección civil en dependencias, entidades, instituciones y organismos que pertenezcan al sector público, privado y social.

Desde la Secretaría de Protección Civil y Gestión Integral de Riesgos, a través de la Dirección de Prevención y Regulación, se atienden y verifican las medidas de seguridad de 470 giros comerciales registrados en el Catálogo de Giros Comerciales Complementarios, Industriales y de Servicios del Municipio de Puebla. En este documento se establece que “todos los negocios deberán contar con las medidas básicas de seguridad: extintor, botiquín, alarma y señalética. Independientemente de acudir a la Secretaría de Protección Civil a realizar el trámite correspondiente a su giro, en términos de lo establecido por el COREMUN”.

Contar con un extintor, botiquín, alarma y señalética no es suficiente, es importante saber usarlos, saber qué hacer en caso de una emergencia. Por ello, se ofertan capacitaciones por parte de la dependencia, así lo refiere Paulina Campos: “la finalidad de implementar la capacitación al personal de los diversos inmuebles, comerciales e industriales, es fomentar el desarrollo de conocimientos y habilidades que son encaminados a la preparación de diversas brigadas para poder dar una respuesta eficaz a un fenómeno perturbador, como sismos, incendios, caída de ceniza, inundaciones, fugas de gas, entre otros”.

Asimismo, Campos refiere que estás capacitaciones son fundamentales, tanto para personal brigadista, como para el personal que labora dentro del inmueble; ya que no solo es un trámite que da cumplimiento a los requisitos del programa interno —es decir un marco legal—, sino que comparte la difusión de la prevención y autoprotección en la población —volcándose a la esfera de la cultura—.

Para reforzar esta información, en 2019 el Banco Interamericano de Desarrollo consideró que, si se capacita a mínimo el uno por ciento de la plantilla del personal en una empresa o institución, la productividad mejora 0.7 por ciento, lo que significa una respuesta más eficaz en la prevención, preparación y/o mitigación de emergencias.

Las capacitaciones al personal dentro de los sectores público y privado, según el Centro Nacional de Prevención de Desastres (CENAPRED), es visto por los empleadores como procesos costosos y en los se pierde tiempo de trabajo; sin embargo, la misma comisión señala como “una obviedad” que la retribución por estos inconvenientes es mucho mayor, pues dan paso al desarrollo de aptitudes físicas y psíquicas que permitan la toma oportuna de decisiones.

“Todas las dependencias, entidades, instituciones y organismos que pertenezcan al sector público, privado y social que, a través de su programa interno de protección civil, se establecen estás acciones preventivas y de respuesta, entre las cuales se encuentra la formación y la capacitación de brigadas”, destacó la directora de enseñanza y difusión.

Se forman cinco brigadas y resultan indispensables para un correcto actuar ante una emergencia o evento perturbador, aquellas personas que las integran son voluntarios enfocados en salvaguardar la vida del personal del inmueble. Dentro de la dirección a cargo de Paulina Campos, se ha dado atención a 89 solicitudes de inmuebles comerciales e industriales para realizar capacitaciones, principalmente en temas de primeros auxilios, uso y manejo de extintores, seguridad y evacuación y el programa interno de protección civil de 2018 a la fecha.

Con la aparición del virus SARS-CoV-2 2019 en Wuhan, China, la necesidad de revisar los protocolos de seguridad y sanitarios fue aún más apremiante en los inmuebles públicos y privados para frenar los ciclos de contagio. De ello dan cuenta las más de 36 mil 500 actualizaciones a las aprobaciones de Constancia de medidas preventivas en materia de Protección Civil.

“Si los negocios cuentan con las aprobaciones de medidas de seguridad y sanitarias, garantizan ser establecimientos seguros [ante cualquier evento perturbador], no solo para los trabajadores, sino para el público en general”, cerró Campos Camargo.

FUENTES:

https://www.gob.mx/cenapred/articulos/equipos-de-proteccion-civil