El matrimonio igualitario en el Estado de Yucatán ya es un derecho

  • También, las terapias de conversión sexual se prohíben en el estado

Por: Jessica Reyes

Con la aprobación por mayoría del Congreso del Estado de Yucatán –20 votos a favor y 5 en contra –el matrimonio igualitario ya es un derecho para la comunidad LGBTTTIQ+ de la entidad.

La reforma al artículo 94 de su Constitución establece que ahora el matrimonio es “una unión jurídica libre y voluntaria de dos personas”; el señalamiento en letra de exclusividad entre “un hombre y un mujer” quedó invalidado.

Luego de que, en el 2019, las y los legisladores yucatecos rechazaran el matrimonio igualitario con una votación secreta, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) obligó al Congreso a repetir la votación por violar el derecho a la información de la ciudadanía, lo que permitió alcanzar esta nueva resolución.

De esta forma, Yucatán se convierte en el estado 22 en aprobar el matrimonio igualitario en el país. Además, en la misma sesión, condenó legalmente las terapias de conversión, clasificadas por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) como tortura.

Fue por unanimidad que también el Congreso yucateco aprobó la ley para sancionar y prohibir las terapias de reorientación sexual en toda la entidad peninsular.

Desde el 2015, la SCJN declaró inconstitucional que en el país se negara el derecho al matrimonio entre parejas del mismo sexo, lo cual ha obligado a las entidades mexicanas que no lo consideraban legal a modificar sus legislaciones locales.

 

Hasta ahora, en Sonora, Tamaulipas, Durango, Zacatecas, Guanajuato, Querétaro, Estado de México, Guerrero, Veracruz y Tabasco continúan las resistencias por aprobar el matrimonio igualitario.