Medidas de prevención en el espacio digital que se deben conocer para proteger a las infancias y adolescencias durante el regreso a clases

Por: Jessica Reyes

Con el regreso a clases de miles de estudiantes bajo la modalidad híbrida, el Consejo Ciudadano de Seguridad y Justicia del Estado de Puebla (CCSJP) compartió con la población diversas sugerencias y medidas preventivas para evitar la victimización en el espacio digital de niñas, niños y adolescente, principalmente.

Estas recomendaciones se dirigen a madres y padres de familia, quienes deben vigilar la seguridad de las plataformas y dispositivos que serán usados para el aprendizaje, establecer tiempos de conexión adecuados y acompañar a las y los menores de edad durante el periodo de estudio por estas vías, con la finalidad de detectar posibles hechos delictivos como acoso sexual, extorsión, robo de identidad, entre otros.

De acuerdo con el estudio sobre Ciberseguridad en empresas, usuarios de internet y padres de familia en México 2021 de la Asociación de Internet MX, el 47 por ciento de madres, padres y tutores no usa o no sabe qué es un sistema de control parental y la mayor preocupación sobre los riesgos en internet para niñas, niños y adolescentes es sufrir acoso por parte de otros adultos.

Es preciso mencionar que, según cifras del Módulo sobre Ciberacoso (MOCIBA) 2020 del Instituto Nacional de Estadística y Geografía, en el estado de Puebla 18.6 por ciento de las personas usuarias de internet experimentó alguna situación de ciberacoso, reportándose como la más frecuente el contacto mediante identidades falsas.

Ante ello, el CCSJP comparte las siguientes medidas de seguridad:

  1. Sensibilizar a las infancias y adolescencias sobre los posibles riesgos y consecuencias que tiene el acoso en línea, el ciberacoso y la difusión de contenido íntimo en el entorno digital.
  2. Tener constante comunicación con la escuela y personal docente sobre la seguridad de las clases en línea y recursos.
  3. No aceptar solicitudes de personas que no sean conocidas.
  4. Contar con un correo electrónico único para la escuela, supervisado por personas adultas de confianza de las y los estudiantes.
  5. Establecer filtros de seguridad o seguridad parental en dispositivos y no compartir estas contraseñas con alguien que no sean la madre, padre o tutor.
  6. Contar con antivirus actualizado.
  7. Cambiar constantemente contraseñas de acceso a dispositivos.
  8. Conectarse siempre a redes Wi-Fi seguras.
  9. De ser posible, improvisar un espacio dedicado al estudio que impida dar detalles del domicilio y entorno familiar, haciendo evidente la compañía de la madre, padre o tutor.
  10. Reportar cualquier cuenta o usuario desconocido con actividad inusual dentro de las clases y materiales en línea de consulta.

Ante cualquier duda o necesidad de asesoría sobre cómo reportar y/o denunciar un presunto delito, el Consejo mantiene abierta la Línea Ciudadana 222 3 099 099 para ofrecer tal orientación.