Crean metodología de producción de papel sin tala de árboles; utiliza en su lugar hojarasca

Por: Jessica Reyes

Re-leaf Paper es un proyecto científico de origen ucraniano que convierte las hojas caídas de los árboles y plantas en envases y bolsas de cartón biodegradables.

Esta iniciativa, creada por el ciudadano Valentin Frechka, produce el insumo básico del papel a partir de un modelo de extracción de fibras y celulosa de hojarasca, a fin de reducir el impacto ambiental de la producción de esta materia prima.

De acuerdo con la organización internacional Greenpeace, el 40 por ciento de tala para actividades industriales se destina a la fabricación de papel y, según la página oficial de RE-leaf PAPER, para producir una sola tonelada de papel tradicional, se necesitan serrar 17 árboles de tamaño mediano.

Con el sistema de RE-leaf PAPER, asegura Frechka, la misma cantidad de papel se logra producir con 2.3 toneladas de hojas caídas, en lugar de madera.

“RE-leaf PAPER y CANOPY —una industria local de producción de cartón— han firmado una declaración de asociación que ayuda al proyecto a avanzar en la tecnología en todos los continentes y lograr la sostenibilidad en la producción, ofreciendo a las empresas papeleras existentes la oportunidad de abandonar la tala de árboles y reemplazar la madera tradicional por una nueva alternativa.”, explica la página web del proyecto.

Re-leaf Paper tiene como sede la ciudad de Yitomir, a 140 kilómetros al oeste de Kiev y, en octubre del 2020, produjo el primer lote de papel de este tipo. Actualmente, continúa en la investigación, desarrollo y producción comercial de la iniciativa.