En 30 años se triplicó el universo poblacional de las personas adultas mayores en México; representan el 12% de los habitantes totales

Por: Jessica Reyes

A propósito del Día Internacional de las Personas Adultas Mayores que se celebra el 1° de octubre, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) compartió información censal que revela un incremento en el envejecimiento demográfico en México.

De acuerdo con los indicadores presentados por esta instancia, la población de 60 años y más pasó de 5 a 15.1 millones personas en un periodo de 30 años —de 1990 al 2020—, lo cual hace que este sector poblacional represente el 12 por ciento de los habitantes totales del país hoy en día.

Por grupos de edad, en 2020, 56 por ciento de las personas adultas mayores se ubican en el grupo de 60 a 69 años y, según avanza la edad, disminuye a 29 por ciento entre quienes tienen 70 a 79 años y 15 por ciento en los que tienen 80 años o más. La estructura es similar entre hombres y mujeres, destacando que la proporción es ligeramente más alta en las mujeres de 80 años y más.

El índice de envejecimiento es un indicador que expresa la relación entre la cantidad de personas de 60 años y más con la población con menos de 15 años.

Con base en ello, el INEGI generó cifras censales correspondientes al año 2020 que precisaron que hay 48 personas adultas mayores por cada 100 niños o niñas con menos de 15 años.

Por entidad federativa, Chiapas, Quintana Roo, Aguascalientes, Baja California Sur y Tabasco son las cinco entidades del país con los índices de envejecimiento más bajos (29 a 39 adultos mayores por cada 100 niños o niñas con menos de 15 años).

En cambio, en la Ciudad de México, Veracruz, Morelos, Sinaloa, Colima y Yucatán, se observan los índices más altos (de 51 a 90 adultos mayores por cada 100 niñas y niños con menos de 15 años).

Destaca la Ciudad de México con el índice de envejecimiento más alto de toda la República (90 adultos mayores por cada 100 niñas y niños con menos de 15 años).

Según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía, este índice permite apreciar los cambios derivados del proceso de envejecimiento que ponen de manifiesto demandas sociales diferentes, respecto a los universos poblacionales más jóvenes.